PLÀNOL DE SABADELLAdreces i telèfons d'emergènciesFARMÀCIES DE GUÀRDIARESTRICCIÓ DE TRÀNSIT
CA EN ES

Sabadell pone las bases de una nueva economía local para generar oportunidades y propuestas de futuro

El alcalde, Joan Carles Sánchez, ha explicado hoy que el Ayuntamiento de Sabadell continuará centrando los esfuerzos en atender...

El alcalde, Joan Carles Sánchez, ha explicado hoy que el Ayuntamiento de Sabadell continuará centrando los esfuerzos en atender a las personas que están sufriendo más directamente los efectos de la crisis económica y facilitando la creación de empleo.

Con el objetivo de crear empleo, hay que buscar nuevos ámbitos de actuación que permitan poner las bases de una nueva economía local para generar oportunidades y propuestas de futuro. En un momento en que el crecimiento de la ciudad está consolidado y en el que las oportunidades de empleo están limitadas por la recesión económica, hacer posible esta nueva economía local pasa por las políticas energéticas. Políticas que permiten conservar, mantener y consolidar un medio urbano sostenible y que, a su vez, se enmarcan en la estrategia del programa Europa 2020 de la Unión Europea.

La aplicación concreta de estas políticas a nivel local pasa por apostar por la rehabilitación residencial, como un ámbito de actuación que ofrece posibilidades de reactivación económica y que es una oportunidad de futuro. Este sector de actividad generaría un retorno por medio de los impuestos, afloraría la economía sumergida, se generaría actividad económica e incluso podría mitigar el paro del sector de la construcción.

El cambio sustancial que propone el alcalde de Sabadell es convertir esta actividad ligada a las políticas energéticas, hasta ahora limitadas a los edificios municipales, en actuaciones aplicables al conjunto de los edificios privados de la ciudad, de manera que se genere lo que llama las bases de una nueva economía local, capaz de producir un importante volumen de negocio y de crear puestos de trabajo. Las políticas energéticas son a la vez beneficiosas para las familias, porque reducen el gasto de los consumos. Para hacer llegar esta propuesta a la ciudadanía habrá también una importante labor pedagógica, para explicar que la inversión inicial puede recuperarse a medio plazo y para buscar fondos europeos para iniciar proyectos de este tipo, que pueden ser básicos en el futuro de las economías locales.

Sabadell cuenta con experiencia en la aplicación de políticas energéticas en las promociones de vivienda pública, que permiten disponer de datos sobre el ahorro que significa. Una comparación entre dos edificios de viviendas para personas mayores de las mismas características permite una comparativa. En el caso de los pisos de Sant Oleguer, construidos con sistemas energéticos tradicionales, el consumo eléctrico medio al mes de cada piso es de 767 kilovatios, lo que representa un coste de 60,4 euros mensuales. En los pisos para personas mayores de Via Alexandra, construidos con criterios de eficiencia energética, el consumo eléctrico medio al mes de cada piso es de 363 kilovatios, que representa un coste de 39,2 euros mensuales. Esto conlleva un ahorro del 59% del consumo energético y del 35% del coste de la factura.

Es un ejemplo claro de que la incorporación de medidas de sostenibilidad y ahorro energético en las viviendas puede producir un beneficio directo a las familias. En el caso de las viviendas de Vimusa, desde finales de los años 90 se han incorporado criterios de sostenibilidad, que van desde el cuidado de los materiales de construcción y utilización de recursos naturales, hasta la eficiencia energética de las instalaciones y la incorporación de energías renovables. El resultado es que, con estas incorporaciones, se han obtenido importantes mejoras en la demanda energética y los consumos de las promociones.

Estas mejoras se pueden estimar entre un 20 y un 30% de reducción de la demanda energética vinculada a los aspectos de gestión y un ahorro del orden de un 30% más para los sistemas de eficiencia energética y la incorporación de renovables.

Las instalaciones fotovoltaicas ejecutadas están obteniendo un retorno económico de la inversión, del orden de 10.000 euros al año en el caso del edificio Alexandra.

Esta oportunidad de futuro pasa por la rehabilitación y especialmente para la rehabilitación energética de forma extensiva y sistemática en todo el parque edificado de nuestras ciudades, especialmente por la incorporación de energías renovables: fotovoltaica, fototérmica, minieólica, aerotermia, biomasa, etc.

Estrategia : Sabadell Smart City

Esta estrategia liga con la apuesta del Ayuntamiento de Sabadell para plantear proyectos innovadores que respondan a los criterios de la Unión Europea que sean susceptibles de recibir financiación de fondo como el Horizon 2020 o los FEDER. Esta voluntad se enmarca en la estrategia Sabadell, Ciudad Inteligente, en la que Sabadell se ha fijado como objetivo un crecimiento urbano inteligente, inclusivo y sostenible, en la línea de las llamadas smart cities y del programa "Europa 2020" de la Unión Europea.

En conjunto, Sabadell ha definido 34 proyectos a desarrollar este mandato, que concretan el programa Sabadell, Ciudad Inteligente. Para hacer posibles proyectos de esta envergadura, hemos constituido un partenariado de 27 empresas e instituciones que se han comprometido a trabajar en la estrategia municipal de ciudad inteligente. Se trata de compartir buenas prácticas y proponer ideas y actividades conjuntas que sean susceptibles de recibir, por ejemplo, financiación europea en los próximos años. La diversidad de sectores representados en este partenariado contribuye a encontrar complementariedades y soluciones que se pueden aplicar transversalmente a diversos servicios municipales

Así, el Ayuntamiento ha iniciado la instalación del nuevo alumbrado en toda la ciudad para poder ahorrar 1.000.000 de euros al año de media al año. Los nuevos luces son de LED y fruto del cambio de modelo de gestión, a través de una empresa de servicios energéticos. De esta manera, Sabadell se convierte en la primera ciudad de más 200.000 habitantes con este tipo de modelo de gestión y con más puntos de LED instalados en el espacio público. En total 7.500, lo que representa el 29% de total de puntos de luz de la ciudad.

Además, este modelo hará posible continuar trabajando con el compromiso de luchar contra el cambio climático e introducir aún más la eficiencia y la eficacia energética. Concretamente cada año se ahorrará el 30% de energía (4,6 millones de kW/h, que es equivalente a apagar 5.342 bombillas de 100W encendidas todo el año) y 847 toneladas de CO2, lo que equivale a sacar de circulación 545 turismos en un año o 108 camiones.

Por tanto, se trata de una inversión en los que es posible, a la vez, mejorar la calidad del espacio público y ahorrar en los costes de los servicios municipales, sin reducir las prestaciones a los ciudadanos.

También estamos aplicando estas políticas en edificios municipales. Gracias a las auditorías energéticas que se han realizado y mediante ayudas de la Diputación de Barcelona, se mejorarán las instalaciones de climatización y alumbrado de los diferentes equipamientos municipales.

Se está tramitando la gestión de un contrato ESE, que prevé la mejora de la eficiencia y el ahorro energético, asegurando el correcto funcionamiento de las instalaciones de calefacción, agua caliente sanitaria, aire acondicionado y electricidad en 12 equipamientos municipales. Gestionaremos otros contratos ESE como el de la renovación del alumbrado de 15 equipamientos municipales con tecnologías más eficientes y el contrato para el fomento y la implantación de las energías renovables a 15 equipamientos municipales.

Con estas actuaciones conseguimos mejorar la calidad de las instalaciones y el confort de los edificios, mientras reducimos el gasto energético y económico.

Otros proyectos destacados de Sabadell, Ciudad Inteligente que ya están en funcionamiento son la recogida neumática de residuos, que llega al 13% de la población, o la telegestión del riego del 90 % de los parques y jardines.

Estos proyectos se caracterizan por el hecho de que las inversiones permiten una mayor eficiencia y ahorro económico en los servicios municipales donde se implantan, haciendo que el gasto inicial se pueda amortizar en un periodo razonable de tiempo.

La aplicación de políticas energéticas y la estrategia Sabadell, Ciudad Inteligente son un buen ejemplo de concreción de cómo podemos aplicar la economía verde en la ciudad de Sabadell, es decir, la que tiene como resultado mejorar el bienestar humano y la equidad social, reducir los riesgos ambientales y la presión sobre los sistemas naturales y armonizar el desarrollo económico y el consumo eficiente de los recursos.

De hecho, hoy la recuperación de materias primas, que hasta ahora eran calificadas de residuos, ofrecen oportunidades de negocio y, por tanto, de creación de empresas, de fuerte generación de empleo. El tratamiento de diversas materias residuo textil, aceites usados​​, electrodomésticos viejos, madera, plásticos, etc.- que antes se arrojaban, o bien su recogida o tratamiento se hacía en el ámbito económico informal, hoy se presentan como grandes generadores de riqueza y de empleo.

De la misma manera, podemos afirmar que la rehabilitación puede tener el mismo efecto que ha tenido el reciclaje de residuos en la generación de una nueva oportunidad de futuro.

Economía social y compromiso colectivo

Se trata, pues, de apostar por un crecimiento económico que haga compatible la racionalidad y el progreso social.

De aquí surgen nuevas formas empresariales que hacen compatible el crecimiento y la responsabilidad. La cooperación entre emprendedores en diferentes figuras jurídicas como el cooperativismo de producción y de consumo, el asociacionismo, las fundaciones, etc., son clave para unir capacidades y conocimientos . Es necesario que las instituciones favorecen estas formas de cooperación y solidaridad, ya sean cooperativas, sociedades laborales, mutualidades, centros especiales de empleo, empresas de inserción, asociaciones o fundaciones.

En este sentido, podemos decir que la ciudad de Sabadell está bien posicionada: tiene suficiente experiencia en cambios sociales y de diferentes modelos de ciudades en su historia reciente. Pero hay un compromiso colectivo. Por ello el Ayuntamiento convocará a todos los agentes económicos y sociales para repensar el futuro de la ciudad y para proponer para Sabadell el establecimiento de una nueva economía en estos términos: perspectiva verde y perspectiva social. Se trata de hacer nuestra la estrategia EUROPA 2020, con crecimiento sostenible, inteligente e inclusivo.

Colaboración entre empresas, instituciones académicas y ayuntamientos

Sabadell ha tomado conciencia de su ubicación geográfica y de liderazgo del territorio. El impulso de los consorcios comarcales (Residuos, COPEVO y Turismo), la Asociación de la B30, la apuesta por el Vapor Llonch, Cal Molins y la Feria Sabadell, entre otros, dan fe de esta realidad y la voluntad de ejercer una capitalidad comarcal desde la colaboración entre empresas, instituciones académicas y ayuntamientos.

Un territorio es competitivo si su industria es motor en la exportación, la investigación y la innovación. Y la B30 lo es. Tenemos diagnosis hechas que avalan las posibilidades de desarrollo económico de esta parte del territorio catalán por la gran cantidad de circunstancias singulares que nos han de permitir configurar la B30 como región innovadora.

El Ámbito B30 está formado por empresas, centros de investigación, universidades, ayuntamientos, organizaciones empresariales, organizaciones sindicales y gobiernos de 23 municipios, que compartimos una misma voluntad: actuar de forma colectiva para potenciar e impulsar toda la zona industrial y tecnológica del eje de la B30.

Sabadell quiere convertirse en uno de los principales polos industriales y de manufactura avanzada del sur de Europa. Donde se integra el uso de tecnologías punta, avanzadas e innovadoras para mejorar productos y servicios. Objetivo que, por otra parte, se enmarca con las políticas estratégicas de la Unión Europea.

El centro de empresas de Can Roqueta funcionará en 2014 a pleno rendimiento

Con el objetivo de favorecer esta economía social, en el año 2014 está prevista la puesta en marcha a pleno rendimiento del Centro de Empresas Industrial de Can Roqueta, ubicado en la parcela de más de 12.600 m2 delimitada por las calles de Ca n'Alzina y Can Fadó , avenida de Can Bordoll y avenida de Can Roqueta. Este es un nuevo espacio físico diseñado para contribuir a la implantación de pequeñas empresas de nueva creación, empresas en proceso de consolidación y empresas consolidadas durante un período determinado de tiempo con la opción de recibir asistencia y asesoramiento técnico. Por tanto, el valor añadido de este espacio serán los servicios de acompañamiento a las empresas que se quieran instalar, pero también actuará como centro integral de servicios para el resto del polígono de Can Roqueta con la voluntad de dinamizar la zona. Con la propuesta presentada se prevé también atraer inversión y asentamiento industrial en Sabadell.

En concreto, el equipamiento cuenta con 15 espacios para empresas industriales e incluye un vivero de empresas con más de una veintena de espacios para la micro y pequeña empresa. Por último, dispone de espacios polivalentes y para dispensar el apoyo administrativo y técnico necesario encaminado a fortalecer las competencias de las empresas y los emprendedores. El Centro ha supuesto una inversión de 3.968.858,78 euros y durante el primer trimestre de 2014 está previsto que esté en pleno funcionamiento.

Destacados

Transparència
Transparencia

Perfil del contractant
Perfil contratante

Seu electrònica
Sede electrónica


Datos Abiertos

Fons de cohesió
Fondo de cohesión


Oficina de calidad

Tràmits
Trámites

pressupost
Presupuesto

B30
B30

B30
Ordenanzas

 innovació
Innovación

 

 

Ayuntamiento de Sabadell

Ajuntament de Sabadell


Plaça de Sant Roc, 1, 08201, Sabadell.
Teléfono: 93 745 31 00
¿Cómo llegar ?